L'Atenció Psicològica en PSICOCENTRE SALUSMENT és personalitzada i individualitzada.

Un Equip de Professionals qualificats i especialitzats amb formació continuada utilitzant les eines i tècniques psicològiques terapèutiques i psicopedagògiques actualitzades, inicien la intervenció amb un primer contacte de impressions amb l'entrevista dels pares i el nen/a.

Per continuar tot seguit amb l'Avaluació mitjançant proves científiques per valorar les aptituds, destreses, dificultats, es a dir, els punts forts i el punts febles que el nen/a manifesta.

Fins arribar a establir un Programa de Intervenció i Tractament (per fer un "vestit a mida") al nen/a. Tot i realitzant un seguiment evolutiu del procés terapèutic o de intervenció, per obtenir una valoració dels guanys assolits.

El llarg del curs del Procés Terapèutic, l'Equip manté un contacte proper amb els pares, compartint les seves idees i un diàleg actiu i formatiu donant i suggerint pautes als pares que així ho requereixin.L'Atenció Psicològica en PSICOCENTRE SALUSMENT és personalitzada i individualitzada.
Període Evolutiu INFANTIL fins als 6 ANYS
TRAMITACIÓ DE BEQUES I AJUDES ECONÒMIQUES:

PSICOCENTRE SALUSMENT assessora als Pares per poder sol·licitar les ajudes econòmiques o beques que estiguin vigents legalment. Tanmateix, PSICOCENTRE SALUSMENT compleix els requisits legals per realitzar els diferents Programes d’Intervenció i/o Tractament des del nostre Centre.
L’Infant de 0 a 6 anys:

Les manifestacions psicopatològiques més freqüents en aquest període evolutiu són :

- Trastorns del son: insomni, plors, manca d’hàbits, tiranització per conciliar el son, terrors nocturns.
- Trastorns alimentaris: rebuig els aliments, vòmits rebequeries per menjar.
- Trastorns del desenvolupament: retard en la motricitat, en el llenguatge.
- Trastorns en la conducta i la relació: ansietat, fòbies, conductes d’evitació, inseguretat, conducta oposicionista o agressiva, hiperactivitat, TDAH, dèficit d’atenció.
- Vivències de situacions estressants: ruptures familiars, intervencions quirúrgiques, malalties cròniques (asma, diabetis), mort de familiars, naixement d’un germà.
- Alteracions en l’eliminació: enuresis, encopresis.
- Retard en l’inici d’adquisició d’aprenentatges acadèmics
Període Evolutiu el NEN i el JOVE: de 6 a 18 anys.
El nen i el jove de 6 a 18 anys:

- Dificultats en l'àmbit escolar: disminució en el rendiment acadèmic, dificultats d’aprenentatge, manca d’atenció i concentració.
- Problemes de comunicació i de relació: aïllament i inhibició dels companys, mutisme, quequeig.
- Problemes de conducta: agressivitat, fugues, furts, manca de control dels impulsos.
- Trastorns de l’estat d’ànim: tristesa, eufòria, irritabilitat, canvis freqüents en l’humor.
- Trastorns d’ansietat: fòbia escolar, angoixa, fòbies a objectes (gossos, foscor, insectes, agulles ...), crisis d’angoixa, preocupacions excessives.
  • ARTÍCULO-1: "TDA-H Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad". Visualízalo en esta misma página.




ARTÍCULO-1
"TDA-H Trastorno por Déficit de Atención con/sin Hiperactividad"
El Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad, acapara la atención de diversos profesionales: neurólogos, psicólogos, psiquiatras y educadores.

La dificultad afecta a niños/as muy diversos.

¿QUÉ ES?
Se considera que el “TDA-H” es crónico y de base neurobiológica. Ello implica que se posee una característica congénita factor predisponente permanente que dificulta la capacidad para regular eficazmente la atención y por tanto puede afectar el rendimiento de tareas y aprendizaje (M. García Pérez y A. Magaf: Modelo Conceptual del TDAH, 2003).

Se caracteriza básicamente por 3 grupos de síntomas que se manifiestan de forma diversa:

1. Hiperactividad: exceso de movimiento no funcional, es decir, que no responde a una finalidad concreta. Por ejemplo: se mueve mientras está sentado, se levanta constantemente de la silla, a menudo tiene dificultades para jugar o dedicarse tranquilamente a una tarea concreta …

2. Impulsividad: precipitación, escasa reflexión y previsión de las consecuencias de su conducta, desorganización, y desestructuración del trabajo académico.

3. Dificultad de Atención: alta distraibilidad, falta de concentración, dificultad para seguir instrucciones, descuido
Todas las personas tienen alguna característica que las diferencia de las demás: la estatura, el peso, el color de los ojos, la forma de las manos, la estructura corporal, etc. Estas son diferencias que se aprecian a simple vista, sin embargo, existen otras características internas, que requieren de algún análisis con un instrumento determinado para conocerlas: grupo sanguíneo, la genética, la capacidad intelectual, la memoria, etc.

Entre estas características no observables de manera directa, está la capacidad atencional.
La Atención es el término que empleamos para referirnos a unos procesos internos cognitivos, sobre la capacidad para percibir de modo selectivo secuencia y/o simultáneo y persistente, los estímulos que nos rodean en nuestro entorno. Aunque la capacidad de focalizar la atención es susceptible de mejora a través de un entrenamiento, parece ser que la información genética de cada persona tiene unos límites individuales para mejorar esta capacidad (M. García Pérez y A. Magaf).

En el momento actual los conocimientos que se realizan sobre estos procesos atencionales, se centran en la consideración de que siempre ha habido personas con estas características y que siempre las habrá. Parece ser, que en el proceso etológico y evolutivo, la selección genética permitió una diferenciación de los individuos en varias clases, con respecto a sus capacidades atencionales. El TDAH podría considerarse desde una perspectiva etológica y evolutiva, no como una anomalía neurológica (Cabanyes, 1997) sino como un ejemplo más de la variabilidad genética de la especie humana (Amstrong, 2001).
En cualquier caso, se insiste que la condición Déficit de Atención con o sin Hiperactividad no constituye un trastorno o enfermedad en sí mismo, sino una característica de tipo congénito que presentará el niño, adolescente, o adulto durante toda su vida y que puede ser un factor que predisponga para la aparición de problemas pero también de éxitos en su vida. Todo dependerá de las interacciones que este haga con su entorno próximo: familia y escuela.
En cuanto a la atención, en síntesis una persona puede pertenecer a una de las siguientes clases:

1. Grupo con capacidad por focalizar su atención en elementos de su entorno y además mantiene la atención en un tiempo razonable similar a la media de la población de su grupo normativo. Los pertenecientes a este grupo se consideran normales con respecto a sus capacidades atencionales.

2. Grupo con capacidad para focalizar su atención en elementos de su entorno inferior a la media de la población pero mantiene la atención durante un tiempo razonable en una tarea similar a la media de la población de su grupo normativo. Las personas pertenecientes a este grupo puede considerarse con Déficit de Atención Sin Hiperactividad (DAsH). Denominada también subtipo Inatento por el DSM-IV.

3. Grupo con capacidad para focalizar su atención en elementos de su entorno similar a la media, pero con la capacidad de mantener la atención durante un tiempo razonable en una tarea inferior a la media de la población de su grupo normativo. Las personas pertenecientes a este grupo suelen presentar gran actividad, que implica casi siempre movimientos frecuentes (DAcH), sería el denominado subtipo combinado (DSM-IV).
Todo ello incide en DOS EJES PRINCIPALES:

1. Déficit de Atención

2. Hiperactividad-Impulsividad

A partir de aquí se establecen los SUBTIPOS:

1. La mayoría de los niños presentan características de ambos ejes. Es el llamado Trastorno Subtipo Combinado.

2. Predominio Desatención: sin presentar todos los síntomas de Hiperactividad-Impulsividad.

3. O bien predominio de Hiperactividad-Impulsividad: sin presentar todos los síntomas de desatención.
SÍNTOMAS: estas características del TDAH generan aspectos en el comportamiento y/o conducta, en la cognición y el estado emocional.
El 50% de los niños con TDAH presentan signos neurológicos menores: dificultades en ejecutar movimientos sucesivos y opuestos con mucha rapidez, dificultades en el reconocimiento de figuras trazadas en la piel, o dificultades en el reconocimiento de objetos por el tacto. A partir de los 9 años esta hiperactividad se transforma en inquietud. El niño cambia el exceso de movimiento (“no para quieto…”) y se descarga su movimiento a través de movimientos más finos: rascarse la cara, se muerde las uñas, se rasca el ojo, juguetea con el lápiz y la goma, se sienta sobre uno y otro pie, se vuelve a hablar para con el del lado.
La forma en que una familia ayuda a un niño hiperactivo a reconocer sus dificultades, a aceptarlas, y a enfrentarse a ellas, así como también mantiene unos límites educativos sanos y ajustados a la capacidad real del niño, determinan en gran medida que la conducta impulsiva aumente o disminuya.

La conducta impulsiva, junto con la falta de conciencia de riesgo, les hace más propensos a los accidentes.El niño hiperactivo carece de la reflexividad y madurez suficiente para analizar eficazmente una situación real y mucho menos hipotética, de ahí que su conducta resulte generalmente inmadura e inadecuada (Orjales Villar, I.).


¿COMO Y CUANDO SE DETECTA?

El TDAH es más frecuente en varones, se estima de un 3% a un 5% menores de 10 años padecen la dificultad. Esto significa que es probable que un profesor tenga en su clase de 1 a 3 niños hiperactivos.

En cuanto a las niñas, la incidencia es menor, por cada niña hiperactiva encontramos 10 niños (la proporción es de 10 a 1, Orjales Villar, I. 1998).

La época escolar es el período donde se detecta.

La etapa preescolar es donde destacan: la inquietud, la falta de autonomía, que requieren más ayuda en las actividades, suelen ser etiquetados de desobedientes, tienen dificultades con las comidas, y falta de conciencia de normas. Su descontrol e inmadurez, les hace más propenso a sufrir accidentes y a mostrarse irritables y caprichosos (Barkley 1981, Ross y Ross 1982).

En síntesis se describen como niños: inquietos, insoportables, inmaduros, testaduras, temperamentales, entrometidos y que buscan ser el centro de atención tanto de los adultos como de los compañeros de clase, que en ocasiones los molestan y no pueden llevarse muy bien con ellos (Ávila y Polaino Lorente 1993)


En la Educación Primaria, los síntomas permanentes continúan y se unen a un Rendimiento Escolar que tiende a ser bajo, ya que no sale todo el potencial que el niño tiene.
DIAGNÓSTICO:

Es generalmente con base clínica, se realiza uniendo:

* La información de los padres

* La información de los profesores

* La observación directa del niño

* Con los resultados pruebas o tests de las capacidades del niño

DIFICULTADES ASOCIADAS:

El TDAH suele tener comorbilidad con otras dificultades: Trastornos de Aprendizaje (TA), Dislexia, Discálculia, Disortografía, Dificultades en Velocidad y Comprensión Lectora, Dificultades de Comportamiento… etc.
Ver sección de "PSICOPEDAGOGIA" de esta misma web
TRATAMIENTOS:

El programa de intervención que se realiza en PSICOCENTRE SALUSMENT es personalizado e individualizado (cual traje a medida para el niño). No obstante, el objetivo de intervención es genérico, se trata de:

* Intervención Psicopedagógica

* De Entrenamiento a Padres

* Entrenamiento en Focalización de la Atención Auditiva y Visual

* Entrenamiento en Resolución de Problemas

* Entrenamiento en Demorar las Recompensas y en superar los fracasos. Aumentar la resistencia y/o tolerancia a la frustración.

* Tratamiento Cognitivo-Conductual

* Tratamiento de Auto-Control Atribucional… etc.
FINALIDAD-OBJETIVO: ayudar al niño a estructurar sus propios recursos que le permitan controlar las respuestas impulsivas, planificar y organizar su conducta a través de un diálogo interno.
****************************************************